Menú Principal:

Climatización de Piscinas Mantenimiento Recuperación Reparación Cobertores Venta de Piscinas y Accesorios

Buscar

Ir al Contenido

Agua - Problemas

Trat. agua Viviendas


El agua. Sus principales problemas


El Agua, fuente de vida para el reino animal, es tan necesaria para el ser humano que no se puede concebir obra humana sin instalación
de agua sanitaria.
Pero el agua, tan importante para nosotros, según su procedencia u origen de extracción puede tener algunas características que no favorezcan a nuestras instalaciones.


Impurezas en la instalación.
Las compañías de agua intentan suministrar el agua potable lo más pura posible. No obstante existen multitud de factores que pueden afectar a la calidad de la misma:

- redes de abastecimiento antiguas y sobrecargadas.
- adición de nuevas redes y reparaciones, que provocan la incorporación de partículas como arena, virutas metálicas, etc.
- oscilaciones de presión y vibraciones provocan desprendimientos de partículas que con el tiempo van adhiriéndose a las tuberías.

Estos factores pueden provocar que las partículas lleguen a obturar las tuberías y averiar los aparatos conectados a ellas.
El agua dura tiene la característica de poseer gran cantidad de iones de calcio y/o magnesio. Esto facilita la formación de sarro.

Agua dura (incrustación).
Las incrustaciones (sarro).
El agua de lluvia, al introducirse en la corteza terrestre, disuelve iones (o sales minerales) como el calcio, magnesio y el bicarbonato. Una cantidad elevada de iones es la que provoca el sarro.
Un agua procedente de una región granítica o volcánica será agua blanda, mientras que la de una región con un suelo sedimentario (o calcáreo) será un agua dura.
La acumulación de sarro en las conducciones de agua, puede reducir considerablemente la vida útil de los aparatos sanitarios y electrodomésticos. El sarro, desarrolla progresivamente una capa que puede producir obturaciones de las tuberías e incluso aislar térmicamente las resistencias del material eléctrico.

Agua blanda (corrosión).
La corrosión.
El agua blanda posee pocos iones de calcio y/o magnesio. Un agua demasiado blanda es corrosiva.
La baja cantidad de iones de calcio y/o magnesio en el agua, provoca un exceso de anhídrido carbónico (CO2)
libre agresivo en la misma, que hará que los aparatos instalados sufran la corrosión, pudiendo incluso provocar
roturas y perforaciones en las tuberías con un costo de reparación elevado.


Problemas y Soluciones


Regresar al contenido | Regresar al menú principal